Adhesivos: Utiliza quitaesmaltes o acetona (excepto en los tejidos sintéticos como los acetatos). Lavar la prenda según etiqueta.

Alquitrán: Para acabar con una mancha de alquitrán, comienza quitando como puedas, raspándolo, procurando no estropear la prenda. Ablanda lo que quede mancha con margarina o mantequilla y frota a continuación la mancha con un trapo limpio. Lava según la prenda.

Barro: Deja secar el barro y ráspalo a continuación, tanto como puedas. Trata el resto de la mancha con un detergente líquido y luego lava el tejido normalmente con detergente en polvo según la etiqueta.

También podemos eliminar la mancha aplicando vinagre sobre la misma.

Cera: Quita toda la cera que puedas de la prenda. Luego coloca el tejido entre dos trozos de papel de cocina y presiona con una plancha a temperatura media desde la parte posterior de la prenda. Lava según la etiqueta.

Chicle: Aplica hielo (si la prenda es pequeña colócala en el congelador) para endurecer el chicle. Pícalo con un martillo hasta convertirlo en polvo y cepillar la prenda. Pre trata con un detergente líquido. Luego, lava según la etiqueta.

Manchas de plancha: Aplicar agua oxigenada sobre la mancha.

Manchas en tapicerías: Mezclar partes iguales de bicarbonato y detergente de lavadora. Obtenemos una mezcla ideal para limpiar tapicerías. Hay que mezclarlos en seco y espolvorear sobre la tela. Tras media hora, cepillar y aspirar.

Manchas de aceite o grasa: La harina tiene la misma función que los polvos de talco, pues es un buen desengrasante. Para eliminar las manchas de aceite o de grasa en la ropa, nos bastará con echar un poco de harina sobre la mancha, dejándola actuar has que la harina la absorba.

Manchas de vino: El zumo de limón elimina el óxido en tejidos blancos, manchas de vino.

Manchas de bolígrafo y otras tintas: Mezclando limón  con sal.

Manchas de café: Mezclando alcohol y zumo de limón a partes iguales, y añadiendo unas gotas de agua y otras de amoníaco.

Manchas de sangre: Mezclando agua con almidón.

Manchas de silicona, pegamento y barniz: La acetona disuelve entre otras cosas, la silicona, las manchas de grasa, el pegamento y el barniz. Para conseguir mayor resultado, echar unas gotas de acetona sobre la mancha y dejar actuar unos minutos.

Manchas de óxido de acero: Si  mezclamos sal con agua, podemos eliminar las manchas de óxido de acero. La eliminación de las manchas de óxido se produce al frotar el objeto con los granos de sal.

Manchas de óxido en sanitarios: Si mezclamos vinagre y un poquito de sal, podemos limpiar objetos de cobre. Si calentamos esta mezcla, podemos usarla para eliminar las manchas de óxido de los sanitarios

Manchas de cerveza y chocolate: aplicando vinagre en la mancha.